Alcázar de San Juan-Alameda de Cervera-Arenales de San Gregorio-Alcázar

Visitaremos una de las pedanías de Alcázar de San Juan, Alameda de Cervera, y Arenales de San Gregorio, antigua pedanía de Campo de Criptana, ahora ayuntamiento autónomo.

Total, 57 km.

Circular

mapar7

Salimos de la Plaza de España, por el Pasaje a la calle Independencia hacia la Avenida de Cervera, dirección al Cementerio Municipal. Una vez en la rotonda del cementerio, a la izquierda por la carretera de Tomelloso (ahora también calle de la Alameda), cogemos el primer camino de la derecha, el antiguo camino de Alcázar a Tomelloso.

Pasamos por debajo de la Autovía de Los Viñedos, y en la bifurcación seguimos por el camino de la izquierda, y en la siguiente bifurcación por el de la izquierda, abandonando el camino de Tomelloso (que cruza la vía del tren por un puente). Nosotros iremos de momento cercanos a la vía del tren, pero sin cruzarla.

En la siguiente bifurcación, cogemos el camino de la izquierda, el camino del Vado de Doña Sancha, pasamos por la izquierda de la Casa del Condesillo (donde hay un cruce de caminos, y un puente sobre la vía a la izquierda).

Seguimos recto el camino, que al poco hace un giro hacia la derecha. Inmediatamente giramos por el de la izquierda, en la misma dirección sur que traíamos, paralelos a la vía del tren. Estamos en plena vega del río Záncara, que cruzaremos por su cauce seco. Tras cruzarlo, cruzaremos otro cauce, el río viejo del Guadiana, en las inmediaciones de la Casa del Preso, que queda a nuestra derecha. Seguimos recto, para cruzar otro cauce, el Canal del Guadiana, o Canal del Gran Prior, construido en el siglo XVIII (desde 1781, el Infante Gabriel, hijo de Carlos III, Prior de la Orden Militar de San Juan de Jerusalén y propietario de estos territorios, encarga un proyecto para resolver la escasez de agua que venían padeciendo los pueblos manchegos y la fábrica de pólvora de Alcázar. Juan Villanueva, arquitecto del Rey, le propone construir un auténtico canal de riego, El Canal del Gran Prior, que regularía el cauce del Alto Guadiana. Del canal queda poco, algunos puentes y compuertas de cantería. Se puede seguir hasta el pueblo de Ruidera, salvando la zona del pantano de Peñarroya, donde está anegado por el agua), para llegar a las ruinas de la Casa de los Tejeros.

En este punto cambiamos de dirección hacia la izquierda, pasamos al lado de la Casa de Consuelo, con unos enormes pinos, y cruzamos la vía del tren por un puente. Llegamos a un cruce, y cogemos el camino de la izquierda, que baja paralelo al canal del Gran Prior, quedándonos a la izquierda todo el trayecto hasta la Alameda de Cervera. Pasaremos por un viejo puente de dos ojos, en el canal seco y desfigurado, por las casas de los bataneros y las de los molinos, casas pertenecientes al antiguo molino de pólvora que había en la Alameda.

A la altura de la casas de los molinos, giramos a la derecha y luego a la izquierda, en dirección a otro conjunto de casas, las de Parraga, llegando al poco y tras pasarlas a Alameda de Cervera, pedanía de Alcázar de San Juan.

En la carretera de Alcázar a Tomelloso podemos ver otro puente que estaba sobre los que era el canal. Tenemos que coger la carretera dirección a la autovía de los viñedos, pasar la rotonda y el puente sobre la autovía y seguir en dirección Arenales de San Gregorio por un camino muy trillado y ancho.

En este camino, en una primera bifurcación de caminos muy anchos, deberemos coger el del centro. Iremos entre canteras de arena, que dan al lugar un aspecto un tanto desértico y lunar., sobre todo a la derecha de nuestro camino. Siguiendo este camino, llegaremos en una media hora a Arenales de San Gregorio. El pueblo se visita en dos pedaladas.

Para seguir nuestra ruta, tenemos que salir por el camino que hemos entrado al pueblo, para girar a la derecha en la primera bifurcación, y por el camino de la izquierda en la segunda bifurcación. A lo lejos vemos el cerro de los molinos de Alcázar, y esa es la dirección que llevaremos todo el camino que nos queda.

En la siguiente bifurcación, el camino de la derecha es el nuestro, y en la siguiente, de nuevo el de la derecha. Atravesamos el rió Córcoles, y tras pasar por una zona de arenas que nos hará bajarnos de la bici en más de una ocasión, llegamos a la Casa de Baillo, y tras ella a la Casa de la Puente o San Benito, al lado del puente de San Benito, sobre el río Záncara.

Lo atravesamos, y tras un breve tramo asfaltado, giramos a la izquierda por un buen camino, que gira al poco a la derecha y que va directamente a Alcázar de san Juan. Se trata del camino de Murcia, o camino de Socuéllamos. Atravesaremos la carretera de Criptana a Tomelloso, y al poco a las inmediaciones del cerro de los molinos de Alcázar. Lo rodeamos y por el camino que hay entre los dos cerros (camino de Socuéllamos, atravesamos las vías del tren por un puente y entramos en Alcázar por el barrio de El Porvenir.

Anuncios