Ruta 10. Alcázar de San Juan-Sierra de Madridejos

Primera incursión por una sierra bastante desconocida, llena de lugares de especial belleza y de un interés natural sobresaliente.
-105 km aprox., circular
-5 horas 50 minutos sobre la bici

Mapa r 10

Pincha para ver mapa detallado y con zoom

Ver fotos de la Ruta 10


Partimos de las inmediaciones del monumento a la Constitución, en la avenida de la Constitución, frente a los minicines. Debido a que el camino a Herencia está cortado porque, afortunadamente, el río Ciguela lleva un caudal considerable, y el puente sobre este río esta derrumbado, tenemos que ir hacia la sierra y volver de ella a través de Villafranca de Los Caballeros.

Enfilamos la avenida de los Institutos hacia el polígono Emilio Castro, desde donde sale el camino de Villafranca. Cruzamos la rotonda de la circunvalación y seguimos recto hasta el final, giramos a la derecha, y el primer camino de la izquierda es el nuestro.

Pasamos por las inmediaciones de los humedales de Alcázar, y tras una leve subida, avistamos de frente ligeramente a la izquierda el macizo montañoso hacia el que nos dirigimos. Parecen insignificantes en la lejanía, pero tienen alturas superiores a los 1200m, y en nuestra ruta tendremos que subir un puerto hasta los 1019 metros (Alcázar está a 644m sobre el nivel del mar; el cerro de San Antón, el de los molinos está a 730metros…).

Continuamos por el camino de Villafranca hasta cruzarnos con el camino que viene de el club de carretera La Perla, donde giramos a la izquierda en dirección a la carretera. Tenemos que coger un pequeño tramo de carretera, para cruzar el río Ciguela y avanzar hacia Villafranca por el lado izquierdo de la carretera. Nada más cruzar el río, giramos a la izquierda por la Cañada Real Soriana Oriental, para girar a la derecha por el primer camino, que nos llevará directamente hasta Villafranca de los Caballeros.

m1r10

Una vez en Villafranca seguimos por la calle por la que entramos, hasta llegar a un monumento-fuente a un pozo de noria. Lo rodeamos y giramos ligeramente a la derecha, por una calle que va a parar a la carretera de Villafranca a Camuñas. El camino que tenemos que coger sale a la izquierda casi del cruce de esta calle con la carretera. Se trata de el camino de abajo a Camuñas. Una vez en este, en las dos primeras bifurcaciones que nos encontremos seguimos por el camino de la derecha. Este camino también se llama Carril de Gallego, y para los de Camuñas, Camino de Alcázar.

Camuñas

El camino se va ondulando, atravesando primero viñedos y luego olivares. Antes de llegar a Camuñas hay una bajada considerable, pero no os fieis, tiene arenas sueltas, que son muy peligrosas para la bici, tened precaución o podreis tener una caída.Entramos a Camuñas por la parte baja de la ciudad, junto al río Amarguillo (a nuestra izquierda). Veremos a nuestra derecha la iglesia de Camuñas. Tenemos que llegar hasta la carretera de Herencia, para cruzar el río Amarguillo, y seguir de frente en dirección a la autovía de los Viñedos, que cruzaremos por un puente.

Tras cruzarla llegamos a una rotonda. La hacemos y seguimos recto por el camino que hay. Vemos la autovía de Andalucía no muy lejos, y detrás nuestra sierra, cada vez más imponente. En la primera bifurcación, cojemos el camino de la derecha, un camino que al poco es bordeado en su izquierda por viejos almendros retorcidos. Dejamos a nuestra izquierda un caserío, el palomar de Gerardo de La Mora, y en breve llegamos al puente sobre la autovía de Andalucía. Lo cruzamos y seguimos por el camino de frente.

img1 009

Este camino que llevamos ahora hace un pequeño giro hacia la izquierda. En la primera intersección tenemos que cambiar de camino hacia la derecha, en un giro de casi 180º. Ahora vamos dirección Consuegra, cuyo castillo y molinos podemos ver de frente no muy lejos.

m2r10 

Tenemos que coger el tercer camino a la izquierda, que es la otra variante de la Cañana Real Soriana Oriental, y que se mete de lleno en los montes de Toledo. Antes de llegar a esta cañana, el camino que llevamos se envuelve de olivares.Una vez en la Cañada, ancha, practicable sólo por uno o dos caminos centrales, llenos de arenillas que a veces hacen difícil transitar por ellos con la bicicleta, se nos atravesarán varios caminos, e incluso una carretera, la que va de Consuegra a Puerto Lápice. En esta intersección hay un pequeño parque, una especie de “área de descanso”, así señalizada, en las que podemos hacer un descanso para reponer.

Cañada Real Soriana Oriental

Sin abandonar la cañada, llegaremos finalmente a otra carretera, que sale de Consuegra y va hacia los montes los que nos dirigimos nosotros. Hay un pequeño arroyo, el Valdespino, que cruzamos para acceder a la carretera, y hacia la izquierda por esta empezamos suavemente la subida a la sierra.Esta subida tiene unos 11 kilómetros de longitud, fácilmente practicables los 8 primeros, y con cierta dificultad los últimos, por las pendientes. La cañada por la que veníamos coincide con la carretera un par de kilómetros, hasta que se nos va por la derecha cuando veamos el cartel que pone Valle de La Galana.

La carretera serpentea ligeramente, pasando por las inmediaciones de casas a nuestra derecha, primero la Casa de La Fuente del Almendro, donde hay un pozo con un extractor de agua por manivela, donde nos podemos dar un refrescón si vamos en verano, y luego la casa de Valdespino. Al poco la carretera llega a una especie de meseta entre montes, donde hace un giro para pasar sobre un puente y finalizar el tramo asfaltado. En este punto alcanzamos los 900 metros de altura. La pista está bien conservada, y asciende más fuertemente que la carretera. Tras varias curvas, los repechos se hacen más fuertes, hasta llegar a tramo de unos setecientos metros de longitud, recto, que asciende de manera considerable.

Sierra Madridejos

Llegamos tras este empinado tramo a una verja con una portada y una entrada con tubos en el suelo, para evitar que salga el ganado, o los venados, abundantes en estas sierras, así como los jabalíes, los zorros y las águilas (en nuestra ruta vimos un jabalí y una pareja de águilas, y si os fijaís a partir de este tramo en el camino, en las partes arenosas podreis ver las huellas de los ciervos…y con suerte vereis alguno). Tras pasar la portada, seguimos por el camino de la izquierda y tras una leve subida podeis ver a vuestro alrededor la belleza de este pequeño macizo montañoso, introducción a los Montes de Toledo. Hemos pasado en 60 kilómetros del llano infinito a la montaña, sin cambiar de región y sin coger el coche! Merece la pena parar unos minutos para ver a nuestro alrededor las cimas de estas nuestras montañas, que rondan los 1100-1200 de altitud, con bosque bajo mediterraneo alternado de pinares.

m3r10

Sierra Madridejos

A nuestra derecha, un poco más bajo está la casa llamada del Guarda de Sierra Luenga, y más adelante el camino se vuelve a bifurcar. Cojemos el que asciende, que nos llevará a la cota más alta de esta ruta, 1019 metros, tras una empinada subida, pero más corta y menos dura que la anterior.

Tras llegar a esta cota, el camino baja, y si la subida fueron 11 kilómetros, la bajada es igual o más larga, hasta Puerto Lápice. Nada más pasar la cota de 1019m, el camino baja, y llegamos a un cruce, donde giramos a la derecha. La bajada es empinada, y el camino está destrozado, lleno de piedras, por lo que recomendamos mucha precaución. Estamos en el camino de Fuente El Fresno a Herencia, que desciende rápidamente hacia cotas de 800m. Pasaremos al lado de una balsa, a nuestra izquierda, para retener el agua y que puedan beber los animales, y llegaremos casi sin darnos cuenta a una fuente, la Fuente del Umbrión, con unos grifos, donde podremos beber y refrescarnos.

Sierra de Madridejos

Seguimos por el camino, descendiendo, ya por mejor camino, y por zonas más abiertas, hasta llegar a un conjunto de casas, llamado Cinco Casas. Atravesamos esta zona, siempre en dirección este, atravesando fincas, como la de Don Luis, que colabora con la protección de lince ibérico, como así lo señalizan carteles a la entrada, aconsejando lentitud y silencio. Atravesaremos algún que otro riachuelo con agua, y en pocos kilómetros saldremos a campo abierto, viendo de frente las sierras de Herencia, con el repetidor de TV, y a la izquierda el cerro de los molinos de Puerto Lápice.Llegaremos a una bifurcación, siguiendo por el camino de la derecha, y entraremos al poco en Puerto Lápice por una calle que va a parar a una carretera, que si seguimos hacia la izquierda nos lleva directamente a la plaza de los soportales de esta localidad.

Puerto Lapice

m4r10

Tras un descanso, seguimos en dirección Villafranca de Los Caballeros. Cogemos la carretera que va a Alcázar para salir del pueblo, atravesando por debajo la autovía de Andalucía para coger nada mas cruzar el primer camino que sale a la izquierda, que se bifurca en dos, siguiendo nosotros por el de la derecha, por un camino que a los pocos kilómetros llega a otro que ya conocemos de otra ruta de Rutalcazar, la Ruta nº 2 (Alcázar-Camuñas-Herencia-Alcázar). Cuando llegamos a este camino giramos a la derecha, pasando por las casas de Don Juan, y girando a la izquierda en la siguiente bifurcación (a la derecha nos llevaría a Herencia).

Seguimos recto por este camino, que sube una pequeña loma, y al que se le cruzan varios y buenos caminos. Cruzamos la carretera que va de Camuñas a Herencia, y la autovía de los Viñedos por un puente, y llegamos al poco a Villafranca de Los Caballeros, a la altura de la rotonda-monumento que vimos al principio de la ruta. En este punto podemos volver a Alcázar por donde llegamos en la ida, o seguir hasta las lagunas de Villafranca, para darnos un baño si vamos en verano, que es la opción que nosotros tomamos en esta ocasión.

Para ello llegamos a la carretera que cruza la localidad que viene de Alcázar, y giramos a la derecha dirección Alcázar. A la altura de la carretera de Villacañas giramos a la izquierda, en esta dirección, y casi a la salida del pueblo, a la derecha de esta carretera, hay un camino asfaltado y bordeado por un parque lineal que nos lleva directamente a las Lagunas de Villafranca.

m5r10

El camino que va a Alcázar desde este punto sale, bordeando las lagunas hacia la derecha del punto donde llegamos desde Villafranca, pasando la rotonda de entrada de las lagunas y siguiendo bordeando, al poco hacia la izquierda sale un camino marcado con los postes de la Ruta del Quijote, que cruza la carretera de Villafranca a Quero. Seguimos de frente por el camino marcado con los postes, que nos llevará al borde del rio Ciguela, y al puente de la Tamarilla, que cruzamos y seguimos por el camino marcado, de frente, que asciende levemente. Este camino va directo a Alcázar de San Juan, pasando por el Cocedero de Saavedra (queda a nuestra derecha), las obras de una planta solar (a nuestra derecha), la laguna de las Yeguas (a nuestra derecha a un kilometro), la laguna del Camino de Villafranca (no la veremos, pero queda a nuestra derecha tras una loma). El camino llega a las inmediaciones del vertedero de Alcázar, y entraremos cerca de las obras del nuevo polígono industrial, llegando al pueblo por el camino de Piédrola, al lado de la iglesia Evangélica.

Anuncios

2 pensamientos en “Ruta 10. Alcázar de San Juan-Sierra de Madridejos

  1. Recorrido muy bonito, y si no te regulas en la sierra, duro a la vuelta. Hace años, antes de la autovía, utilicé un camino muy cómodo paralelo al río Amarguillo desde Villafranca hasta casi Madridejos, que dejé a la derecha y continué acortando hacia la Virgen de Valdehierro. Estas sierras son lo más interesente cerca de Alcázar, aunque los recorridos por las zonas altas en invierno se limitan por las monterías.Ciervas seguro que se ven. Los años secos bajan con frecuencia a los charcos que los arroyos dejan junto a los caminos. ¿Sabe alguien cuando van a reconstruir el puente sobre el Giguela?. Excelente idea esta de Rutas por Alcázar, y muy bien realizada. Saludos. Luis Paniagua.

  2. Pingback: Anuncio de Novela: Dónde estaba la aldea de Sancho « Los cuadernos de Yladah

Los comentarios están cerrados.