Ruta 12. Alcázar de San Juan-Ruidera (por Argamasilla de Alba)-Alcázar de San Juan

-150 Km. aproximadamente

-Ida y vuelta por el mismo camino

-7 horas 30 minutos sobre la bici

Ver mapa de la ruta

Ver fotos de la ruta

Antes de hacer esta ruta hay qu tene en cuenta la distancia y el tiempo que vais a emplear, es la mayor dificultad que tiene.

Salimos de la Plaza de España de Alcázar por el Pasaje a la calle Independencia, a la derecha, en dirección a cementerio. una vez pasada la gasolinera llegamos a una rotonda, donde giramos en dirección a Tomelloso, y cojemos el primer camino que nos sale a la derecha, el antiguo camino de Tomelloso.

img3 013

Plaza de España de Alcázar de San Juan

Subimos un pequeña loma y vemos la Autovía de Los Viñedos. La cruzamos por debajo, y nos dirigimos hacia un puente sobre la vía del ferrocarril, por lo que seguiremos por la izquierda en las bifurcaciones que nos encontremos hasta llegar a el. El puente está en el kilómetro 153 de la linea de Madrid a Jaén.

Una vez cruzado el puente, seguimos por el camino, y por la izquierda en las bifurcaciones que nos encontremos. Vamos entre viñedos, por el paraje conocido como Carrasardina. El camino desciende hacia la vega del rio Záncara, tras pasar el lugar de El Aca. El camino hace un zigzag y vemos al fondo un enorme caserío, la Casa  La Blanca, en cuyas inmediaciones temina el camino que llevamos, teniendo que girar a la izquierda cuando esto suceda, justo en frente de la casa. Ahora vemos de nuevo cerca la Autovía de Los Viñedos, y vamos en su dirección, dejendo a la izquierda la Casa la Blanca. Pero giramos de nuevo a la izquierda por el primer camino que encontramos.

En esta nueva dirección, de frente a la derecha vemos una pequeña elevación cultivada. Se trata del Cerro de Moclín. Moclín, según la RAE significa “violador de mujeres, generálmente niñas”..curioso nombre el de este cerro (644 metros). A la izquierda pasaremos por un pinar jóven, en el que podreis ver si os fijais en las ramas el devastador efecto del granizo de la tormenta caía el 23 de Mayo de 2007. Pasado el pinar al poco cruzaremos por el cauce el seco río Záncara.

img3 019

Puente sobre el cauce seco del Rio Guadiana 

Seguimos por el camino, sin desviarnos de él, por el paraje del Vado de Los Patateros, alejándonos de la autovía paulatinamente hacia la derecha, hasta cruza el Rio Viejo del Guadiana por un puente de hormigón. Al poco dejaremos unas casas en ruinas a la izquierda, las Casas de Los Chorrones, y cruzaremos sin darnos cuenta el canal del Guadiana o del Gran Prior, girando a la izquierda por un camino ancho, que se dirige a Alameda de Cervera.

A la izquierda del camino tenemos una fila de arbustos, a veces árboles que nos indican dónde estaba el antiguo canal. Si os fijais vereis un puente de piedra, el puente del Balancero. El Canal del Gran Prior se rehabilitó a finales del XVIII durante el reinado de Carlos III. El ingeniero y arquitecto encargado de las obras fué Juan de Villanueva, por los que todos los puentes que están sobre este canal tienen una gran semejanza (tenemos otro en Alameda de Cervera, de un ojo, y otro cerca de Ruidera, por el que pasaremos en esta ruta, también de un ojo).

Siguiendo en dirección Alameda de Cervera pasaremos por las Casas de Los Bataneros, a la derecha y las Casas de los Molineros a la izquierda. Tras pasar estas casas giramos a la derecha, y al poco de nuevo a la izquierda, pasando por las Casas de Párraga (un saludo para Carlos), a nuestra izquierda. El camino se asfalta tras las casas, y nosotros giramos a la derecha en el primer camino que encontremos (no llegamos a Alameda de Cervera).

img3 024

Encina al borde del camino 

img3 026

 Bombo de piedra

Este camino, en muy mal estado en un primer tramo, nos llevará directamente hasta Argamasilla de Alba, por lo que no dejeremos esta dirección en ningún momento. Pasaremos en este primer tramos al lado de una enorme y vieja encina, cuya sombra es una bendición. Al poco cruzamos una pista que viene directamente desde Alameda, y seguimos de frente. Vamos entre viñedos, por un camino a veces bueno pero la mayor parte pedregoso, pasando entre bombos y majanos de piedras, por el paraje conocido como Montarroz. El camino a veces mejora, pero no nos podemos despistar de la dirección, ya que suele pasar que la parte más pisada se desvía, desviandonos también a nosotros. Hay que seguir la dirección del camino todo el tiempo sin desviarnos ni despistarnos. Después de Montarroz está el paraje de El Cuervo. El camino se va acercando a el canal del Gran Prior, que esta varios cientos de metros a nuestra izquierda, pero no llegamos a juntarnos con el. Al poco, el camino va sobre una elevación, quedando a nuestra izquierda el terreno más bajo que nosotros varios metros. Pasamos al lado de un bombo encalado, a nuestra izquierda, y a los pocos kilómetros llegamos a una carretera que en realidad es un camino asfaltado, que, a la derecha nos lleva hasta Las Perdiguera tras varios kilómetros, y a la derecha va a parar a Tomelloso. Se trata del Camino del Puente de Castilla.

img3 031

Pista asfaltada hacia Argamasilla de Alba 

Cruzamos dicha carretera, recto y al poco llegaremos a una pista asfaltada, de frente a nosotros, y otra a la izquierda en peor estado. Tenemos que seguir de frente por la que mejor está, entre pinos. La de la izquierda va recorriendo un canal, el Canal de Alfonso XII, contruido a principios s.XX para el riego de la zona.  La pista que nosotros cojemos, recordemos que de frente y también asfaltada, tambien va paralela a un canal, de menor importancia, a nuestra derecha. Esta pista nos lleva directamente hasta el cementerio de Argamasilla de Alba, donde se divide en dos, cojiendo nosotros la pista de la derecha (en principio no entramos a el pueblo, ya que la ruta es muy larga). Esta pista rodea la población, y cruza la carretera de Argamasilla-Cinco Casas y la de Argamasilla-Manzanares. En este cruce llevamos los 40 primeros kilómetros de la ruta. A la derecha hay un descansadero de la Ruta del Quijote, cuyos postes ya nos los hemos ido encontrando desde hace varios kilómetros. También hay una gasolinera, donde podemos repostar agua o lo que nos haga falta.

Volviendo al cruce, seguimos recto por la pista asfaltada, paralelos al Canal Margen Izquierdo del Guadiana, entre pinares, avanzando hacia el Pantano de Peñarroya. Pasasemos debajo de la autovía que va a Ciudad Real y cruzaremos la carretera de Argamasilla a La Solana. El camino empieza a tener curvas, y llegaremos a un cruce de varias pistas asfaltadas. La nuestra es la de la derecha, que sube una pequeña pendiente (la de la izquierda va a la carretera de Argamasilla a Ruidera). En este lugar el canal hace un salto de agua, cuando la lleva claro, y hay un antiguo molino, el de Santa María. El canal, que lo llevabamos a nuestra izquierda ahora queda a nuestra derecha. 

img3 040

El canal mantiene la cota con acueductos como este 

La pista ahora empieza a tener curvas, siguiendo la cota de altitud del canal (700 metros). Pasaremos al lado de los Quintos de la Tejera (a nuestra derecha), la Casa de Retamar, sobre un cerrillo, y si os fijais a vuestra izquierda, en plena vega vereis un cerrete que parecen unas ruinas: es la motilla de Santa María de Retamar. Motilla es un cerrete artificial que corresponde al derrumbe de una construcción prehistórica, sobre todo de la Edad de Bronce, y que se da sobre todo en la zona geográfica de La Mancha. En Alcázar de San Juan tenemos varias, siendo la más conocida la Motilla de Los Romeros, excavada en los años sesenta del siglo pasado, y estando en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid los objetos allí encontrados.

El camino que tenemos que tomar, hacia la derecha y subiendo, está antes de llegar a la presa del Pantano de Peñarroya. Está indicado con los postes de la Ruta del Quijote, y en el poste que hay antes de la subida y tras cruzar un pequeño puente sobre el canal, indica Ruidera: 19Km, Argamasilla: 13Km. Nos sirve como referencia. El camino asciende sinuoso entre la Mesa de La Parra (786m), a nuestra izquierda y Las Miereras (768m), a nuestra derecha. La subida tendrá más o menos un kilómetro de largo, para luego descender hasta las inmediaciones de un cortijo, en un paisaje lleno de encinas el cortijo de Despeñaperros. Nosotros seguimos el camino marcado con los postes de la Ruta del Quijote, girando a la izquierda por un camino que vuelve a ascender, leve pero pronunciadamente, pasando al lado de una vieja y muerta encina, de aspecto fantasmal (a nuestra izquierda).

img3 051

Cortijo de Despeñaperros 

Tocamos la cota de 800 metros, y volvemos a descender para pasar al lado de otro cortijo, Casilla de Zuñiga (ahora Finca La Escudería), a nuestra izquierda. Sin dejar la Ruta del Quijote, esta girará a la izquierda en un cruce de caminos, ascendiendo levemente de nuevo, atravesando las tierras de la Sierra de Gata, superando de nuevo la cota de 800 metros, para descender vertiginosamente hacia el pantano (cuidado en esta zona, podeis encontraros coches, motos, quads, etc), pasando al lado de unas casas en ruinas (a la izquierda). De frente vemos el azul del agua del Guadiana, invisible hasta ahora para nosotros, a pesar de que estamos recorriendo su cauce histórico desde Alameda de Cervera. Esta bajada con esta vista es preciosa. En este lugar, antiguamente había un puente, era un cruce de caminos importante. Ahora quizás veais alguna perdiz.

img3 062

El camino de bajada al pantano de Peñarroya 

Quedamos en la cota del pantano y el camino gira hacia la derecha, y cuidado, está cortado debido a alguna tormenta que ha dejado una torrentera de un metro y medio de profundidad. Podeis cruzarlo a pié. El camino ahora no tiene pérdida: seguir paralelos a la cola del pantano y…siguiendo los postes de la Ruta del Quijote. El camino a veces asciende, otras desciende, se llena de piedras y baches…vamos que es toda una aventura (y con lluvia es inpracticable). A la derecha, monte arriba tenemos el paraje de Las Cuerdas.

img3 064

img3 092

Aspecto de la ruta al lado del pantano

El pantano poco a poco se va quedando en un hilo, el rio Guadiana, que por estos lugares corre, aunque sea poco. Pasaremos por zonas de espesa vegetación y zonas de dehesa abierta, al lado de viejas encinas y otros viejos árboles, dejando casas a derecha e izquierda, como la Finca La Moraleja, con puertas amarillas, hasta llegar a las in mediaciones del pueblo de Ruidera, pasando por la Laguna Cenagosa, donde podemos ver un puente, al que me he referido antes, que guarda más que semejanza con los puentes de Alameda de Cervera. Después la Laguna de La Coladilla, la Laguna de la Cueva Morenilla, hasta llegar a una zona llena de chopos, húmeda, donde el camino hace un zigzag y asciende hasta la zona del Hundimiento, cascada formada por una brutal corriente de agua en el s.XVI, que formó esta olla de piedra caliza, llevandose todo lo que encontró a su paso que le estorbaba (debería servir como lección, la naturaleza es poderosa).

Tras El Hundimiento está el cementerio de Ruidera y la carretera que va a Manzanares, a la izquierda por esta carretera esta el pueblo de Ruidera. Y nuestra mitad del camino. Un breve descanso, mijar los pies en la Laguna del Rey y a deshacer lo andado.  

Desde que bajamos al pantano hasta Ruidera, en general hemos estado subiendo de cota (de los 750 a los 800m). Hasta ese lugar vereis que la ruta de vuelta se os hace fácil. Después esta la subida hacia el interior del monte (Sierra de Gata), descendiendo rápidamente hasta el Cortijo de Despeñaperros, para subir de nuevo y descender hasta las inmediaciones de la presa del pantano.

Tomamos de nuevo la pista asfaltada hasta más allá de Argamasilla de Alba, donde seguimos por el camino que nos lleva de vuelta a las cercanías de Alameda de Cervera. Paralelos al Canal del Gran Prior, giramos a la derecha para cruzar la vega del Guadiana y del Záncara, para ascender levemente entre viñedos, cuzando las via del ferrocarril y la Autovía de Los Viñedos hasta Alcázar de San Juan. Ójala la vuelta fuera así de rápida, pero no.

Como anécdotas, un agradecimiento y una queja. Agradecimiento a los viticultores que sin saberlo han ayudado a terminar esta ruta con buen fin: para evitar pájaras, nada mejor que un buen racimo de uvas…o dos. Pero claro, tiene que ser en Septiembre. Si es más tarde tendreis que rebuscar! Y si es antes, llevaros azucar en cantidad.

Y la queja, también para los agricultores: si os habeis fijado, en febrero, marzo, abril el campo se suele llenar de plásticos. Pues bien, señores agricultores, esos plásticos se recojen y se tiran a la basura, no se dejan en mitad del campo, haciendose girones, porque puede pasar cualquier ciclista y llevarselos enrrollados en las cadena y los piñones, causando gran agravio, sobre todo cuando te persigue un perro y no puedes parar. Así que tengan cuidado de recojer bien los plástico y de atar bien los perros, y sobre todo, no los abandonen!! Y otra cosa más, los caminos se respetan y no se aran, que son zonas de paso públicas!

Anuncios

Un pensamiento en “Ruta 12. Alcázar de San Juan-Ruidera (por Argamasilla de Alba)-Alcázar de San Juan

Los comentarios están cerrados.