Test de la Titán de La Mancha 2014. Experiencia personal

El pasado 13 de julio, David y yo decidimos hacer el test de la Titán de La Mancha 2014, para tomar tiempos y hacernos una idea general de la marcha, que tendrá lugar el próximo 20 de septiembre, organizada por el CDE Pulsacioness Bikes de Alcázar de San Juan.

10401976_10203607015447363_1812217396153339457_n

Con el apoyo de Carolina y Diana y el pequeño gran Rodrigo, que nos iban a llevar comida a Fuente el Fresno.. sin mentalizar, pero con entrenamiento de meses acumulado, montamos los GPS (no olvideis, es obligatorio) y salimos a las 6am desde la Plaza de España bajo una luna llena enorme. En la mochila, 4 plátanos, dátiles, la bolsa de hidratación, algo de herramienta, una recámara, un silbato, el teléfono móvil (con datos desconectados para que durase más la batería) y una cámara de fotos. En el casco, el foco.

A esas horas de la mañana se antojaban necesarios hasta los manguitos. Sabíamos que las temperaturas subirían ese día, lo que no sabía era cuánto me iba a afectar. Toda la semana madrugando para ir a trabajar, y el domingo aún más, estaba deseando acabar para poder dormir.

Los primeros kilómetros son llanos, pista ancha, atravesando los humedales de Alcázar de San Juan, divisando las figuras de los flamencos entre las sombras del amanecer (el 20 de septiembre, será noche cerrada, hasta las 8am no amanecerá). Tras cruzar el río Ciguela se gira para ir por su borde, por un sendero entre tarays y con algún que otro agujero de madrigueras de conejos, de los cuáles, muchos se os cruzarán.

DCIM100GOPRO

Después, de nuevo camino hasta el primer cruce de carretera (hay 8 en 210kms). Tras detenernos, continuamos hasta la localidad de Herencia, donde tras un breve tramo urbano por las afueras de la localidad, bordeamos los molinos más al norte, por un camino que sube y baja faldeando la ladera. Aquí, al ser de noche, habrá que tener precaución en las bajadas. Ayer pudimos ver algo que sabíamos: en las bajadas no se gana nada de tiempo, no merece la pena arriesgar nada en ellas. Esa es la tónica general de la ruta, la mayoría son de tener muchísima precaución, no son técnicas, pero la velocidad y las piedras sueltas no son de fiar, no olvidéis este dato. Donde se puede avanzar es en los llaneos, que también son muchos. Pero no subestiméis, La Mancha no es llana, las subidas son intensas o muy intensas, y los llaneos son falsos llanos.

DCIM100GOPRO

La bajada de estos primeros molinos será por un camino en mal estado, que enlazará con una pista que, tras unos cruces nos llevan a los siguientes molinos, donde la subida, en dos partes, es intensa, dura. Pero peor es la bajada, con gran cantidad de piedras sueltas. Por la izquierda de la bajada se baja algo mejor. No son más de 300m, pero muy inclinados. No arriesgueis, si no lo veis seguro, bajaros, es un tramo corto.

Desde ahí, vuelta a la zona urbana de Herencia para, por pista, llegar a la falda de la Sierra de Herencia y hacer un sendero que la bordea. Este sendero es sencillo, pero tiene una gran cantidad de piedras. En muchos casos, en giros hacia la izquierda hay subidas, cortas y empinada, pedregosas, cosa que hay que tener en cuenta. Llega a las inmediaciones de la ermita de San Isidro de Herencia, donde se sale a una pista ancha por la que llegaremos a Puerto Lápice, donde hay otro cruce con carretera donde tenéis que deteneros y extremar la precaución.

El primer avituallamiento estará en el molino de esta localidad. Más o menos el km 48, donde llegamos en unas 2h20min. La subida es por un sendero, que tiene alguna zona técnica, y donde lo más duro son los 20 metros finales. Aquí hicimos una parada para comer y continuamos, bajamos de los molinos por el asfalto.

El siguiente tramo se adentra, tras bordear levemente los montes y subir un pequeño puertecillo (Campanarejos norte) , en Sierra Luenga, y es camino de ida y vuelta. El camino parece llano, pero pica continuamente hacia arriba. Pasamos por una zona de chalets conocida por Cinco Casas, y a un ritmo tranquilo, sin prisa pero sin pausa, bajando la media por debajo de los 20kmh. Antes de subir, hay una fuente a la izquierda, Fuente Umbrión. Es agua no tratada, pero todos bebemos de ella, es agua de la sierra, y tradicionalmente la gente de Madridejos va a coger allí agua, por lo que posiblemente habrá coches por el camino. A la vuelta pasaréis también por aquí (aproximadamente km 153). Parar, beber, comer algo, es fundamental.

Tras pasar la fuente se puede decir que comienza la subida propiamente dicha. Lo más duro el kilómetro final, pero es bastante asequible. Tras coronar se sigue recto, y la bajada, de varios kilómetros (a la vuelta se sube), tiene varias curvas con regueros, sobre todo alguna curva al final, muy cerrada, donde hay que extremar la precaución. Además, se os puede cruzar algún ciervo. Tenéis que tener cuidado.

tiemposkms

Tras la bajada, hay que cambiar de camino , a la derecha, a 90º. Se inicia una subida corta, pero con un camino duro, piedra, regueros. La bajada es igual, y al poco se llega al avituallamiento de la Casa de Forestales, en el km 74 aproximadamente, a media ascensión a La Galana.

A este punto llegamos en 3h42min desde la salida. Tener en cuenta que desde este avituallamiento hasta el siguiente, en La Calderina en el km 108, no tendreis donde coger agua, ni comida, y tener en cuenta que en Urda no habrá avituallamiento. Se puede decir que desde aquí  (km 74) hasta Fuente el Fresno (km 130) está sin duda lo más duro de la marcha: El Reventón, La Calderina, Sierra Calderina y el molino de Fuente El Fresno. Por lo tanto, una correcta alimentación y bebida no os puede faltar. Desde aquí hasta la cima de La Calderina tardamos 2h20min. Y a Urda 1h10min. Hacer vuestros cálculos, ser previsores.

Después de este punto se sube La Galana (pista buena, sencillo), se baja (cuidado siempre con las bajadas, al final hay una curva muy cerrada a la izquierda), y se enfila El Reventón. Esta subida, de apenas 1km es sin duda la más empinada y dura de la marcha. Los altos porcentajes de subida (de cerca, el molino de Fuente El Fresno, en sus primeros 300m), continuados y el terreno suelto de piedras pequeñas (sobre todo al principio) os lo pondrá difícil para subir. Hay que buscar el trazado más duro. A veces está a la derecha, y hacia el final a la izquierda. Subirlo sin prisas, se puede hacer todo sobre la bici, no os desgastéis mucho en ella.

Tras coronar (km 80) se gira a la derecha y se sigue ascendiendo, ya de manera mas fácil. A vuestra izquierda tendréis unas vistas impresionantes con la forma cónica de La Calderina al fondo. La bajada del Reventón es muy peligrosa. Es larga, unos 3kms, con dos o tres tramos con piedras muy sueltas. No cojais velocidad, son tramos peligrosos, merece la pena perder aquí tiempo y pasar con tranquilidad porque el riesgo de caída es alto y el acceso, dificil. No arriesgueis nada en esta bajada, ya que despues de bajar, antes de llegar a Urda son pistas en falso llano de bajada, podreis recuperar ahí.

Después de la bajada, se bordea un poco la sierra, con algunas zonas muy empinadas, y se va directamente a Urda, por pistas anchas. Antes de llegar hay un pequeño repecho que se pasa sin problemas.

Se pasa Urda por sus afueras, extremar la precaución en los cruces con las calles debéis respetar las normas de circulación, no os saltéis ningún cruce, pensad en vuestra seguridad y recordar que todo está abierto al tráfico. Se sale de la localidad por pistas anchas, picando continuamente hacia arriba, para llegar a una zona de monte bajo, muy bonita. Al salir de ella, se sale a un camino asfaltado y por pista se llega al cruce con la N401. Es un cruce peligroso, debeis deteneros (hay un Stop enorme) y pasar asegurando que no viene nadie. Pensar en vuestra seguridad. El camino está justo en frente (ligeramente a la derecha) y por el camino que va pegado a la carretera se inicia el acercamiento a La Calderina.

Aquí, ya me notaba algo raro. El calor empezaba a apretar (las máximas el día que hicimos el test fué de 35 o 36 grados). Quizás no calculé bien desde la anterior parada en Casa Forestales, quizás no me hidraté lo suficiente..el caso es que subiendo La Calderina, tras el primer kilómetro (son 4, con un desnivel de 350m), me empecé a sentir muy acalorado y sin fuerzas. Dejé que David se fuera, y empecé a subir piñones..todos. Lógicamente me dió un golpe de calor. Seguramente lo podría haber evitado bebiendo más liquido. Con esto queda clara la importancia de una buena hidratación, sobre todo a altas temperaturas. En septiembre no es tan probable que haga un día tan caluroso, pero tenerlo en cuenta, un handicap va a ser la temperatura, y como os alimenteis e hidratéis. Yo lo hice mal, me despisté y lo pagué.

La subida a La Calderina es un camino pedregoso. No está del todo mal, pero no es cómodo. Tener en cuenta además que se sube y se baja por el mismo camino. Por precaución, debéis bajar sin lanzaros y dar prioridad al que sube. Extremar la precaución, evitar todo riesgo.

La cima, en el km108, a 6h05m de la salida, a 2h30m del avituallamiento anterior (horarios aproximados)…ser previsores.

tiemposparadas

Tabla de los tiempos y las paradas que hicimos

Tras la bajada, se sube la Sierra de la Calderina, una subida que tiene lo más duro al principio, y luego se suaviza. Más corta que La Calderina, el peligro está en la bajada, camino muy inclinado y con piedras sueltas. Debeis bajarla despacio, al final el terreno mejora (aunque hay algún paso de piedras y curvas cerradas, no arriesgueis). Tras pasar una casa, pista excelente hasta practicamente la subida del Molino de Fuente El Fresno, el tercer escollo duro de este tramo, casi el último.

La subida al molino es explosiva, se inicia con tres tramos rectos, piedra suelta y todo rozando el 20% desnivel. Luego mejora, con varias curvas de herradura. La cima está en el km 123 aproximadamente. Se baja por un sendero, disfrutarlo, con precaución, tiene algún paso complicado. Despues, el pueblo y un nuevo avituallamiento.

En el estado en el que quedé después de subir La Calderina, no se cómo llegué a Fuente el Fresno. Si bien es cierto que bebí bastante agua en La Calderina, me tomé un gel…pero las piernas flaqueaban. Subimos muy tranquilamente la Sierra de La Calderina, bajamos con más calma aún y subimos al molino sin hacer más excesos de los necesarios. Al llegar a donde nos esperaba Carolina, Diana y el pequeño Rodrigo, pensé en abandonar. Nos llevaron tortilla y pasta, pero no me entraba nada. Bebí abundante isotónico, agua, y finalmente comí. Me tomé un ibuprofeno, y con los ánimos de todos, decidí seguir.

Desde Fuente El Fresno, quedan 80kms hasta Alcázar. Una subida dura, Cruce de Caminos, 14 kilómetros de bajada hasta Puerto Lápice, la subida a la Sevillana, bordear los molinos de Herencia, llanear hasta Alcázar y subir los molinos de esta localidad. Todo eso daba vueltas en mi cabeza.

En Fuente el Fresno km 130, a 7h30m de la salida, estuvimos parados 1h10min. La verdad es que estaba hecho lo más duro, así que respiré, me valoré, y salimos, tranquilos. En la salida de Fuente El Fresno llevábamos una media total de 14,5kmh. Obviamente había retrasado la media por mi lamentable estado. Los tiempos de corte están pensados con el más lento a 15kmh. Eso nos preocupaba, aunque la preocupación ahora era avanzar.

Tras varios kilómetros llanos, se vuelve a cruzar la N401. No olvideis deteneros en todos los cruces., pensad en vuestra seguridad, además de que es obligatorio respetar las normas de circulación. Al poco, se deja la Cañada Real Soriana para coger un camino que nos llevará directamente al avituallamiento de la Casa Forestales. Este camino son 8kms picando hacia arriba, sobre todo al final. Se cruza una carretera y se llega al avituallamiento de la Casa Forestales. Nosotros ya no paramos hasta la Fuente Umbrión (km 153 aproximadamente). Tras pasar la Casa Forestales, subimos al Cruce de Caminos, con mucha calma y bajamos hasta la fuente.

En ella bebimos, nos refrescamos y continuamos descendiendo, pasando por la zona de chalets de Cinco Casas (no olvideis que el tráfico está abierto, que podeis encontraros a gente andando, cuidado con la velocidad), salimos de Sierra Luenga hacia Puerto Lápice, donde habrá otro avituallamiento.

No paramos, continuamos, ya con ganas de llegar, sabíamos que eran los últimos kilómetros, nos comimos algún platano en marcha y empezamos a subir la Sevillana. Es corta, no tiene mucho porcentaje, pero ya todo pesaba! La bajada, con precaución y bajando hasta Herencia.

Breve tramo urbano por las afueras de la localidad, para subir un poco hacia los molinos..cómo pesan las subidas a estas alturas. No se sube a lo alto de los molinos, sino a una zona entre cerros (donde acaba la bajada peligrosa de la ida). Allí tendreis el último avituallamiento (km 183, nosotros, 11h26min desde la salida) podreis reponer. Así hicimos nosotros, con Alcázar y los molinos a la vista, último gel, tragos de agua y a bordear los molinos antes de enfilar el ultimo llaneo, os quedan 16kms para llegar a las inmediaciones de Alcázar (km 196), coger la vía servicio de la Autovía de Los Viñedos, cruzar otra carretera en una rotonda (precaución) ir al lado de la vía del FFCC y empezar a subir los molinos. Ahora ya, es seguro, íbamos a llegar.

De David no dudaba, de mi si. Pero no se de donde saqué fuerzas. Coronareis los molinos de Alcázar en el km 205, tras un último esfuerzo (antes, a la izquierda, hay un descansadero de la ruta del Quijote, hay un grifo con agua potable), y ya, todo bajada, y un breve llaneo antes de llegar a la Plaza de España de Alcázar, desde donde horas antes iniciamos la salida, exactamente 12h43min.

La media, que al salir de Fuente El Fresno era de 14,5kmh, al llegar a Alcázar era de 16,5kmh.

10400857_10203607016567391_53544940589240605_n (1)

Como resumen del test:

-Ir entrenado en larga distancia, muy preparados/as, muy concienciados/as. Es una ruta muy dura.

-Aunque te hayas inscrito como individual, no ir solo, poder hablar, la compañía hace mucho, y sobre todo la colaboración

-Ser muy conservador en las subidas, no darse calentones porque son muchas horas de trayecto

No arriesgar nada en las bajadas. Es una marcha en la que la finalidad es terminar, lo importante es terminar. Extremar la precaución en las bajadas. Y en los cruces con carreteras, además, estamos obligados por las normas de circulación.

Comer muy bien, hidratarse aun mas, desde días antes. Comer sin hambre, beber sin sed.

El GPS es obligatorio, pero el teléfono móvil es indispensable.

Saber cuándo retirarse a tiempo, no hay que forzar la máquina, solo tenemos una

Agradecer a José Ramón Abad, gerente de UVED sus entrenamientos y consejos a lo largo de toda esta temporada

Ver análisis IBP Index

Anuncios

2 pensamientos en “Test de la Titán de La Mancha 2014. Experiencia personal

  1. Pingback: Dos experiencias imprescindibles para realizar con éxito la Titán de La Mancha 2014 | Cicloturista MTB ULTRAFONDO organizada por CDE Pulsacioness Bikes

Los comentarios están cerrados.