Asturias: el Angliru y los Lagos de Covadonga con la bici de carretera

Recordando el verano

El pasado mes de agosto hicimos una de esas locuras que tanto nos gusta a los ciclistas globeros: irnos a Asturias a subir puertos. Fue por culpa de José Luis  “Ruteriño”, propuso la ruta que él, con dos amigos suyos, Pablo y Ramón iban a hacer..subir, desde La Vega, el puerto del Angliru y de ahí tirar a los Lagos de Covadonga para subirlos también.

Con las ganas que tenía de volver a Asturias, y de volver con la bici de carretera, ni me lo pensé y pedí poder acompañarles. Rubén se unió a la gesta.

Así que llegó el día, a finales de agosto, y en Cangas de Onis nos plantamos todos, con las respectivas parejas, Ana, Olga, Laura y Diana, para subir al Olimpo del ciclismo al día siguiente.

Patas arriba, esto es un puertaco

10421585_10203893398646764_8904852655293369814_n

10600551_10203615853190844_229767673236011019_n

Salimos de La Vega más contentos que frescos, y subimos más frescos que conscientes..si no, cómo se sube el Angliru? Como sabéis los primeros 6kms, hasta la zona de Viapará se hace casi sin despeinarse. Es tras esta zona donde empiezan los “avisos” de que te estás adentrando en el Olimpo…18%-20%-23% de porcentaje de subida…

10383557_10203908466103441_4413460148390244039_n

La cosa se pone seria, menos mal, que, avisado, me llevé un 30 atras, el más barato que encontré, para la ocasión. Y rápido lo puse! Pedalada tras pedalada se va ascendiendo, curva 180º a la derecha, a la izquierda, rectas inacabables..y los muros cuando acaba la vegetación.

En cada pedalada se levanta la rueda delantera, o derrapa la trasera, cosa de las vacas, que hacen sus necesidades donde le place, como tiene que ser.

10648243_10203618615419898_5102118268468622436_o

Poco a poco, y con sufrimiento, se asciende a la cima..arriba, la gloria. Desde la última vez que lo subí, hace unos 4 años, con la bici de montaña, he bajado el tiempo en más de 30 minutos, así que sonrío, sobre todo para las fotos.

Bajamos, a toda velocidad pero extremando la precaución, sin dejar de disfrutar..y paramos antes de llegar a Viapará..no vamos todos. Al poco baja Rubén, había fundido las llantas de carbono, literalmente, en la bajada. Así, que, con toda la “pena del mundo”, se retira de la gesta. Continuamos Jose, Pablo, Ramón y yo.

Despejando dudas: Asturias no es llana

Bajamos de nuevo a La Vega, qué corta se hace la bajada. Y continuamos, ahora empieza la gesta, nos vamos a Cangas de Onis a subir los Lagos, clásica del ciclismo español. Bajada hasta Mieres, por la Hoz del Riosa y breve ascensión por el valle del río Caudal. Sin entrar en Mieres, subimos hacia San Tirso, paralelos a la autovía, para llegar a Langreo por una preciosa carretera. Aquí comemos algo y reclaculamos la ruta..

-Cuánto queda?

-Ni idea, pero ya es por valles.

Nada más salir de Langreo, una larga ascensión de 14 kilómetros, por barrios y casonas, El Gargantín, Carbayin Alto..Y unas cintas, y gente en los praos mirando la carretera..me imagino que esta gente no está para vernos a nosotros, y efectivamente, no me equivocaba, en una hora cerraban la carretera para el paso de una carrera de coches de Rally. Fernando Alonso salió rana, el Rally es lo que triunfa en Asturias. El Acebal, y en Corujedo cogemos la carretera nacional N630, hacia Infiesto por el valle del Río Piloña, donde hicimos una parada para avituallar.

Salimos de Infiesto y con cierta prisa, aunque no sin dar un pequeño rodeo en Arriondas “pa ver el pueblo”, llegamos a Cangas de Onis, al puente, lleno de turistas. El cielo se había encapotado, y no dejaba ver las cimas de las montañas. Por unos momentos dudamos si continuar o no hacia los Lagos, el hotel en el que estabamos alojados pillaba de paso…Tras unos minutos de dudas, decidimos lo lógico, subir, que para eso hemos venido! la verdad es que tendríamos el tiempo justo, por eso no se podía perder mas y tiramos hacia Covadonga a ritmo “alegre”

Una vez en la rotonda que da paso a la subida, cortada para los vehículos particulares, empezamos a subir. Para mi sería la tercera vez que subiría, pero la primera con la bici de carretera. La emoción me “embargaba”, así que tiré y tiré con un ritmo cómodo pero fuerte, que solo bajé en la zona de la Huesera, por el porcentaje de subida. Autobuses que suben, que bajan y de repente me veo en la niebla. Es una subida espectacular, unas vistas espectaculares, no se debe dejar pasar la ocasión de subir.

10530842_10203893400726816_6181740342386949811_n

En menos de una hora estaba arriba, una foto en medio de la niebla, y bajada, en la que me cruzo con mis compañeros y con una hilera de coches, ya que a partir de las 20h acaba la prohibición de subir vehiculos privados. Abajo, sonrisa de oreja a oreja, reto cumplido, 155kms y 3200m desnivel.

10377599_10203908467623479_2721343572488597767_n

Agradecer a Jose la idea, que en un principio me parecía descabellada. Un placer conocer a Ramón, Olga, Pablo y Ana, y sobre todo gracias a Diana por aguantar tanta bici. Quedo deseando que a Rute se le ocurra otra locura de estas para apuntarme de nuevo..aunque ya se oye algo lejano de puertos por Asturias.

Agradecer a José Ramón Abad todos sus consejos, gracias a ello puedo hacer realidad todos estos retos

valoracion

Anuncios